ENVÍO GRATIS HASTA EL PRÓXIMO DOMINGO

El verdadero impacto de la industria de la moda

EL VERDADERO IMPACTO DE LA INDUSTRIA DE LA MODA

María Marín, 31 de agosto 2021

 

¿Realmente somos conscientes del verdadero impacto que generan las prendas que usamos en nuestro día a día?
Cada una de nuestras acciones cotidianas tienen consecuencias medioambientales en mayor o menor medida. Con esta nueva entrada en el blog, queremos intentar que entre todos nosotros #denimlovers surjan más iniciativas creadas para reducir la contaminación procedente de la industria textil e intentar que cada uno hagamos aquello que este de nuestra mano para reducir nuestro impacto diario.

Pensaréis ¿puede existir un mundo sin ropa ni textiles?
Lo cierto es que no, todos necesitamos de prendas para vestirnos en nuestro día a día, pero podemos comenzar un camino que ayude a reducir este impacto negativo del que venimos hablando.

¿Qué tal os suena el apostar por marcas sostenibles y locales, o el reparar, reutilizar y renovar todo lo que ya tenemos en nuestros armarios?
Por si bien no conocíais este dato, más del 20% de las aguas contaminadas de nuestro planeta proceden de la industria del sector textil. En los procesos de producción textil no solo se consumen grandes cantidades de agua, sino que se genera grandes cantidades de aguas contaminadas.

Para que lo entendáis con un ejemplo, para la fabricación de un pantalón vaquero se necesitan por lo menos unos 3.000 litros de agua, debido al algodón, además de que su cultivo representa un 4% del consumo de agua del mundo.
Pero no todo es el consumo, sino que además el agua procedente de la industria textil contiene una gran cantidad de colorantes creados para ser muy resistentes frente a posibles degradaciones.

Asimismo, deberíamos tener en cuenta que cada vez el tiempo de vida de la ropa es más corto, se fabrica ropa de peor calidad, por lo que aquella que va destinada a los vertederos es cada vez mayor.

Os estaréis preguntando ¿qué podemos hacer nosotros ante esto?
Pues bien, a continuación, os proponemos 5 decisiones muy sencillas sobre el consumo de moda que podemos llevar a cabo cada uno de nosotros para reducir la contaminación de las aguas:

1. En primer lugar, deberíamos favorecer el uso del algodón orgánico, ya que se consume hasta un 91% menos de agua dulce que con el algodón normal por lo que, #denimlovers, sería una opción más eficiente.

2. En segundo lugar, el vaquero es la prenda que mayor consumo de agua utiliza para su producción. Os invitamos a invertir en vaqueros con bajo consumo de agua que en su proceso de producción utilicen láser y ozono. Así conseguiríamos reducir hasta un 65% el gasto de agua en los procesos de lavado y decoloración.

3. En tercer lugar, os proponemos dejar de usar el poliéster ya que es altamente contaminante y al lavarlo desprende millones de microfibras de plástico que causan un impacto hiper negativo en las aguas y en ocasiones suponen una amenaza para la fauna marina porque los confunden con alimento.

4. En cuarto lugar, os animamos a que os informéis sobre la procedencia del tejido y los materiales utilizados en la fabricación de cada prenda, así como a conocer de qué forma se ha producido.

5. En quinto y último lugar, una forma fácil de ahorrar agua es lavando menos nuestra ropa. ¡Piénsatelo dos veces!

En Bluyins ya estamos poniendo de nuestra parte. Trabajamos con Jeanologia, uno de los proveedores de tecnología eco para los jeans más exitoso de España. La tecnología empleada por esta empresa permite reutilizar el agua necesaria para el teñido, reducir la cantidad de químicos y el consumo de agua en la producción de los jeans a un único vaso, optimizar tiempos y mejorar las condiciones de los trabajadores.

A medida que la población crezca se harán más extremas las condiciones climáticas, la demanda del agua y la contaminación de la industria de la moda aumentará.
En Bluyins ya hemos apostado por este camino más sostenibles. Ahora os toca a vosotros #denimlovers.
¿De qué manera vais a contribuir al cambio?